Los 5 Hamam o Baños Turcos más famosos de Estambul

Hombre descansando en un baño turco
En Estambul hay muchas actividades para hacer que vale la pena no perderse. Una de las que muchas personas quieren hacer es ir a un hamam o baño turco. En este post te muestro los cinco más reconocidos.

Pero antes vayamos a o lo básico.

¿Qué es un hamam o baño turco?

El hamam es un tipo de baño tradicional de muchas culturas a o largo de la historia. Los finlandeses tienen su sauna, los rusos su banya, y los turcos su hamam. De hecho se piensa que la costumbre la introdujeron los romanos.

Los baños o saunas públicos han sido una tradición compartida por muchas culturas durante siglos. La diferencia es que en Turquía este hábito se mantuvo vivo.

Por eso en España se pueden encontrar varios “Hammam” o “baños árabes” para ver cómo era esa tradición de Al-Andalus, mientras que en Estambul podemos ir a baños turcos al que todavía acuden sus habitantes.

Si querés conocer cómo es la experiencia a través de mis ojos, podés leer el artículo «Mi primer hamam«.

¿Cómo son los baños turcos en Estambul?

El baño turco consiste básicamente en tres pasos. Vale aclarar que antes de ellos uno pasa por la entrada del lugar y un cambiador para desvestirse y agarrar la toalla y accesorios.

Luego de eso, los pasos son los siguientes:

  1. El relax. En esta primera etapa, estamos en áreas comunes relativamente cálidas para relejarnos. Aquí podemos estar todo lo que queramos. Nótese que en algunos baños turcos también se vuelve mas adelanté, ya que antiguamente eran el «área social» del baño. De hecho en algunos lugares tienen piscinas calientes, y es el área que más varía de un lugar a otro.
  2. El sauna. Se ingresa a una sala muy alta en humedad a una temperatura aproximada de 40ºc aproximadamente. Un sauna, y no de los más calurosos, vamos. Aquí uno se relaja y permanece entre 15-25 minutos.
  3. El baño. Esta parte es la más rara para quien nunca fue a un baño turco. Consiste en un baño con jabón realizado por una persona que nos frota un guante. Es decir, uno se acuesta en una mesa y una persona viene a bañarnos con jabón como si fuéramos un bebé. Básicamente es una mezcla de baño con masaje. Es normal que el señor o señora que nos bañe nos reclame una propina. Normalmente es entorno al 10% dé lo pagamos por el baño.
  4. El extra. Muchos baños turcos turísticos ofrecen servicios extra como masajes, tratamientos exfoliantes y diversos adicionales que uno puede disfrutar. Algunos hasta ofrecen bebidas y shows. Esto no forma parte del baño tradicional turco y simplemente son acciones del lugar para brindar algunas comodidades más… y bueno, aumentar su facturación.

En este video de TVE pueden ver con sus propios ojos cómo es la experiencia en el baño de Çemberlitaş en Estambul:

El hamam de Çemberlitaş en «Españoles en el mundo» de TVE

Los 5 mejores en Estambul

Ahora que ya sabemos de qué se trata un baño turco viene la pregunta: ¿a cuál ir en Estambul? Acá muestro los cinco más conocidos.

¿Hay más? Muchos más.

Los hay de todo tipo y precio, pero en su mayoría están pensados para la población turca, que ya conoce la dinámica y -sobre todo- habla turco. Por lo que ir a uno de estos cinco te va a ahorrar malentendidos y seguramente encuentres personal que hable en inglés. Además todos ellos tienen mucha historia y representan una época del imperio otomano, por lo que además de un baño turco uno se da un baño de historia.


Baños de Roxelana («Ayasofya Hürrem Sultan»)

Puntuación: 5 de 5.
Baños de Roxelana en Estambul
En los Baños de Roxelana se puede encontrar una experiencia cuidada para los turistas, a un precio mayor que otros hamam en Estambul.
Foto: hurremsultanhamami.com

Ubicado cerca de la Santa Sofía («Ayasofia» en turco), este hamam se presenta como un lugar que rescata las tradiciones en un edificio impresionante y muy cuidado. Así también son sus precios.

Por el perfil está enfocado en los turistas de alto poder adquisitivo, ya que se muestran como un lugar idílico, y ofrecen un montón de servicios diferentes a un precio inaccesible para la mayor cantidad de la población local.

En su web se pueden ver los diferentes tipos de servicios y sus costos, y se puede reservar online.


Aga Hamami

Puntuación: 4.5 de 5.
Fachada de Aga Hamami en Estambul
El Aga Hamami es el más antiguo de Estambul.
Foto: Google Maps

El baño turco más antiguo de Estambul, construido en 1454. En su inicio fue el hamam privado de Mehmet el Conquistador, el sultán de la época y conocido por ser quien conquistó Constantinopla (hoy Estambul). Hoy es uno de los más conocidos de la ciudad, especialmente turistas que quieren tener la experiencia inolvidable en su paso por esta ciudad.

Es un hamam mixto, y lo bueno es que tiene un precio bastante accesible en comparación de otros de su categoría. Su precio es de 30,5€ por persona, y se puede hacer la reserva en español en Civitatis.

Reserva para Hamam en Estambul

Cağaloğlu Hamam

Puntuación: 4.5 de 5.
Interior de Cagaloglu Hamami
Uno de los últimos de su época, tiene una arquitectura y una decoración inigualables
Foto: cagalogluhamami.com.tr

Se construyó en 1741 para generar ingresos para la biblioteca de la mezquita de Santa Sofía. Combina la arquitectura otomana y el estilo barroco, y lo difencia la presencia de un bar, restaurante y cafetería.

Un dato a tener en cuenta es que este baño no es mixto, por lo que hay una entrada para hombres y otra para mujeres. El precio aproximado del baño turco tradicional es de 50€.


Baños del sultán Suleimán

Puntuación: 4 de 5.
Baños del sultán Suñeimán
Un hamam con casi 500 años: los Baños del Sultán Suleimán.
Foto: suleymaniyehamami.com.tr

Fue construido entre 1550 y 1557 por el reconocido arquitecto otomano Mimar Sinan a pedido de Suleiman el Magnífico, uno de los sultanes otomanos más importantes. Su arquitectura es conocida por sus chimeneas y su arte decorativo.

Estuvo abierto hasta 1924 y en 2004 reabrió sus puertas luego de trabajos de restauración.

Los baños del Sultán Suleimán es un hamam tanto para hombre como para mujeres, ya que es uno de los pocos unisex de Estambul. Eso lo convierte en una opción ideal para ir en familia o de visita en un grupo mixto.

Debido a su antigüedad, es un lugar pequeño, por lo que recomiendan reservar con anticipación. Se puede hacer online desde su web (50€).


Çemberlitaş Hamamı

Puntuación: 4 de 5.
Interior del Çemberlitaş Hamamı
El baño turco con más reseñas en Google Maps de Estambul

Este hamam fue construido hace 430 años también por el icónico arquitecto otomano Mimar Sinan. Tiene un entorno encantador que lo hace a uno viajar en el tiempo.

Es el baño más popular en Google Maps, y también por eso el que tiene la reputación más baja de los mas famosos de Estambul. De todos modos tiene un muy buen puntaje, por lo que no hay que asustarse. Al parecer las quejas son porque el lugar no es el más cómodo y porque los masajistas piden insistentemente que dejes propina a su nombre.

El baño turco de estilo tradicional vale aproximadamente 40€, y también hay separación entre el baño turco para hombre y el de mujeres.


¿Fuiste alguna vez a un baño turco?
Contanos cómo fue tu experiencia en los mensajes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s