Llegar a Salónica

Creo que eran algo así como las 6 AM y el tren estaba llegando a Salónica. En la estación, mis compañeros de viaje parecían tener claro para dónde iban y se dispersaban con una rapidez y una tranquilidad absoluta. Para no ser menos, hice lo mismo, aunque mi tranquilidad era claramente forzada y mi seguridad una mentira.

Leer Artículo →

Alma de Praga, alma de pilsen

Jiri apareció entre las sombras para abrirme la puerta de su apartamento. Era más bajito de lo que esperaba. La barba de su foto engañaba. Su estatura era cercana al metro sesenta, de esas personas de proporciones normales pero tamaño reducido. Cuando la luz iluminó su rostro, aparecieron sus enormes ojeras y su labio lastimado, como si hubiera tenido una pelea de boxeo el día anterior.

Leer Artículo →

Se me acabó la joda (episodio 2)

Estoy en el avión. Nuevamente. Por suerte. Porque este año fue más de buses la cosa. Estoy volviendo a Turquía para irme en breve, probablemente, pero con fines académicos. Esta vez el viaje fue de dos meses y monedas, como dicen los seudoperiodistas deportivos, y comenzó un 29 de junio de 2016 en Ámsterdam. Y eso sin contar el minitour que hice en Turquía antes de partir para Europa.

Leer Artículo →