Dejate de goulash y dame lángosh (lángos)

Lángos

Si vas a Hungría tenés que probar el goulash, todos te dicen. Y probé. La verdad, nada que mi abuela no pueda hacer. Y pagué bastante caro por eso. También compré pollo con paprika. También un “infaltable” caro, que no era más que pollo con ñoquis. Pero nadie me advirtió de la verdadera delicia húngara.

El lángos (la s en húngaro es la shhhhé) es una especie de torta frita infladita y más esponjosa. Las hay simples y de sabores de fantasía, pero el clásico langos, húngaro como Buda y como Pest, es el de crema y queso. La dicotomía es si ponerle ajo o no, y parece que por eso está dividido el país. Es un vicio y cuando lo descubrí no pude parar de comerlo.

Quien me lo hizo descubrir fue Claudio, un mexicano que vive en Budapest y que me alojó/paseó/soportó durante cuatro días en la capital húngara. El lángos es una comida callejera y bastante barata. Es un snack, pero cargadito, y vale 300 florines (alrededor de 1€).

DSC_7905

Si bien es una comida popular, no abundan las casas de lángos por todos lados, como suele suceder con otras comidas típicas. Y, dicen, es la comida bajonera por excelencia. Y como yo soy un tipo que le gusta ponerse en la piel de quienes viven en los lugares que visita, también bajonié con lángos. Como buen uruguayo, yo haría uno con dulce de leche, pero el de queso igual hace un buen partido cuando pica el hambre a altas horas de la noche.

Según dijo mi mexicamigo los mejores los hacen en tres lugares, de los cuales probé dos y de cuyas direcciones no recuerdo porque en realidad nunca las supe. Recuerdo que la primera vez fue en un puestito de la Isla Margarita y estaba más que bien, y la porción era generosa. En esta página dice dónde se pueden conseguir, pero tampoco debería ser demasiado difícil.

La receta es bastante sencilla porque básicamente es pan frito. Pueden intentar hacerse el húngaro en casa y cocinarlo. Yo aún no lo he intentado, primero, porque no tengo casa, y segundo, porque estoy de viaje. Pero ya lo intentaré. Y si viajo de vuelta a Hungría, dejate de goulash y dame lángos.

NOTA: el artículo fue escrito on-the-go en julio de 2015, pero recién se hizo público ahora debido a las presiones que las mafia del Goulash hizo sobre mi persona, que me provocó tedio y pocas ganas de actualizar el blog.

 

Una respuesta a “Dejate de goulash y dame lángosh (lángos)

  1. Pingback: Mini guía de viaje de Budapest, Hungría | Ahí viajé·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s